Top chef 5 (by Cesar Camarero).

Llega la guerra de restaurantes… et voilá.

Imposible no acordarse del programa del año pasado y comparar. Este año para mí, una guerra de restaurantes muy descafeinada, sin gritos, sin tensión, sin sangre, baja en calidad de los platos y sobre todo; en mi memoria quedará como el programa en el que Rebeca tiró la toalla antes de empezar.

Lo advertí en la semana 2… esta chica no está a la altura y es solo cuestión de tiempo. Y esta vez se vio superada por la calidad de los compañeros incluso antes de comenzar la prueba y así le fue.

Por otro lado Marc, al que veo un tipo cobarde que una vez que le adjudicaron el ser jefe de sala se le vio borrado de la cocina y el encantao. Para muestra su frase “como yo no soy el capitán, no me importa nada”… OLE CON EL “COMPAÑERO”.

Honorato se ve que no tiene dotes de mando, por muchas 4000 personas que tiene a su “cargo”… ser chef ejecutivo de 17 restaurantes a mi entender es un título honorífico. Eso no le da credibilidad como jefe, aunque siga siendo un crack de la cocina clásica, que para mi sigue siéndolo.

David impecable con el equipo naranja en el Club Allard.

El menú naranja demasiado clásico con las vieiras, y sorprendente con la sardina, pero un menú digno de otro lado no de Allard.

En el Cenador un desastre, como he indicado: Marc borrado del grupo, Rebeca ofuscada con que no le habían consultado, demuestra que ni sabe hacer equipo ni estaba en consonancia con el resto y hacía la guerra por su cuenta, nada más que despotricando de Honorato, y aunque no le faltaba razón esa forma de trabajar hunde a tu equipo, sí o sí.

Carlos pareció llevar la voz cantante y Victor con su postre disfrazó el desastre, mucha culpa tuvo Honorato por supuesto, pero que el equipo no acompañó está claro, al menos para mí.

Echo de menos, la mala baba de los concursantes al calificar a sus compañeros, y eso se nota por que todo parece los mundos de yupi… y no es así, de guerra no tiene nada.

Y aunque parezca mentira echo de menos momentos como la tensión entre Elisabeth y Bárbara. Y a esta última metiendo hojitas en los postres, esa vidilla no se está dando este año.

Total que se clasifica el equipo naranja con toda justicia.

Última oportunidad:

Rebeca de nuevo demuestra las pocas ganas que tiene de continuar, o la poca fuerza que encuentra para seguir.

Honorato que dice que se va, intenta jugar con los compañeros y claro Carlos lo pilla enseguida. Y le recrimina, con razzón por que demuestra ser un bocazas.

Victor se marca un plato “Degradado marrón”, alucinante, pero me recuerda en exceso al plato de David de la semana pasada. Con ese desierto en un plato, se hecho es un cous-cous y marrón… pero bueno como buen plato que es le salva de inmediato.

Marc se salva con los raviolis de remolacha, por que confesemos que es un platazo.

Carlos se equivoca… Y SORPRESA, LO RECONOCE, repite la base de algas que tenía en la última oportunidad de hace 2 semanas y el jurado se lo pilla nada más probarlo. ERROR. Pero como es un buen plato consigue clasificarse.

Honorato no sabe por donde se anda, no tiene la idea clara de que quiere hacer y un plato a priori bueno como es la espuma de frutos rojos y salsa de sandía. Se lo carga dándole calor, que hace que se le baje, lo corona con grosellas que hace que la suavidad de la crema se pierda con las semillas y el aspecto de un plato sencillo lo hunde con los corazones de tomate y las semillas… Una pena, por que ese plato promete si se ejecuta bien, pero claro partiendo de la base que no sabe hacer una mousse y le tiene que pedir ayuda a Victor, está todo dicho ¿no?

Y Rebeca el desastre, no tiene ideas, no tiene imaginación y para colmo se deja el pollo TOTALMENTE CRUDO y un bocadito de nada para 3 jueces que no llegan ni a probarlo… desastre completo.

Para mí el programa no es tan malo como el de la semana pasada, pero si que tiene un nivel demasiado bajo para lo que esperamos.

Está claro que ahora empezará a subir de nivel, y más cuando honorato se marche que tiene que estar a puntito. Si no hay una obligación por la cadena de mantenerlo (que todo es posible). Anunciantes de cruceros en Antena 3 los hay y los seguirá habiendo y es algo que me mosquea.. pero esperaremos acontecimientos. Para mí el tiempo de Honorato ya acabó esta semana y si fuera responsable empezaría a dar importancia a los platos, y la guerra entre Marc y Carlos, Victor seguirá subiendo y David igual,,las chicas seguirán invisibles de momento.

6 sobre 10…Mejora pero con muchas carencias.

Anuncios
de tambien2huevosduros Publicado en criticas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s