Masa para pizza

Esta elaboración de masa para pizza es la clásica, con las medidas que os damos podemos hacer varias porciones y congelarlas una vez formadas las bolas. Esto os facilita que en cualquier momento podamos disfrutar en casa de una pizza fresca y deliciosa sin tener que acudir a lo industrial, que dejan mucho que desear en cuanto a calidad de las harinas y las grasas utilizadas.

Como apunte os diremos que la receta os sirve para CELIACOS. Simplemente tendremos que cambiar la harina de trigo que utilizamos, por un preparado para celiacos o harina sin gluten, pero las cantidades a utilizar son las mismas.

Ingredientes:

1 kg de harina de trigo de fuerza (para celiacos la cambiaremos por preparado especial o harina sin gluten).
1/2 litro de agua templada.
25 gramos de sal (a partir de esta medida, si te gusta un poco más salada, incrementa la medida).
50 ml de aceite de oliva virgen extra.
25 g de levadura fresca de panadero (la encontraréis en cualquier supermercado, la medida es el taquito, de los dos que trae) o bien levadura liofilizada de panadero (8 g).

Procedimiento:

1. En un bol grande introducimos parte de la harina de trigo. Dejamos unas 4 cucharadas de harina separadas para ir engordando la masa. Con una cuchara hacemos un hoyo en el centro del bol y echamos la levadura disuelta en el agua. Batimos con una cuchara de madera desde el centro hacia afuera y vamos poco a poco mezclando con la harina.

2. Añadimos el aceite de oliva virgen extra y la sal (es importante que la sal y la levadura no entren en contacto directo para no tener problemas en el proceso de fermentación). Seguimos removiendo lo que empieza a ser la masa, por ahora será una mezcla pegajosa pero firme.

3. Preparamos la zona donde vamos a amasar, por ejemplo la encimera de la cocina es perfecta. Llenamos la zona de la encimera de harina, sacamos la masa del bol y empezamos a trabajar la masa con las manos. Es muy importante el refinado de la masa para que quede más elástica y suba mejor. Para refinarla, debemos estirar la masa como un churro y retorcerla en espiral varias veces. Al final volvemos a juntar y amasar de nuevo durante unos diez minutos. Este es el truco que hace que la masa sea increíble.

4. Después de esos 10 minutos, podremos manipular la masa con más rapidez, se irá quedando elástica y homogénea. La medida de harina correcta es “hasta que la harina no se pegue a las manos”, pero tampoco se debe de abusar. Yo en los ingredientes he puesto 1 kilo aunque en realidad empleé unos 100 gramos más, todo depende de la harina, pues no siempre vienen de moliendas iguales, ni el trigo es el mismo.

5. Vamos tornando la masa en una bola. Cogemos el anterior bol y lo enharinamos. Introducimos la bola de masa en él. Tapamos el bol con un trapo de algodón durante unos 45 minutos- 1 hora. Para saber el tiempo que se debe dejar levar la masa, utiliza el siguiente truco: si la apretamos con un dedo y la masa vuelve a su posición original estará lista para preparar.

Esta receta la hemos terminado de confeccionar con los consejos de Recetas de Rechupete. Los cuales nos han servido y hemos visto que sale muy muy buena.

Anuncios

2 comentarios el “Masa para pizza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s